Un Pasito Más.

Quiero empezar diciendo que al igual que me paseaba con los tacones de mi madre por toda la casa, yo también ojeaba las revistas de moda de mi madre cuando era una niña. Desde entonces yo he tenido el sueño de colaborar con alguna revista de moda, y con estudiar diseño, y ahora a seis meses de llegar a la veintena y declarandome una autentica adicta a las ultimas tendencias, y rozando una pequeña parte de mis ilusiones, he decidido crear este pequeño rinconcito, el cual intentare que se parezca muxo a esa caja de zapatos en la que guardo tantisimos recortes, y recuerdos, los cuales se convirtierón en esclamaciones al descubrir las maravillosas novedades en su dia, los cuales para mi siempre han sido como un pequeño regalo que llegaba a mis manos a mediados de cada mes, en forma de revista.





Ahora con mis propios zapatos de tacon puestos en mis pequeños pies, os digo que espero que gusten mis ideas, mis comentarios, y mis pensamientos. Los cuales me ayudaran de alguna manera a sentirme un poquito mas cerca, de ese sueño que me persigue desde que era una niña.



ciao ciao.


Seguidores

martes, 29 de diciembre de 2009

DESDE

LOS

INICIOS

LOS EGIPCIOS
( 2800 - 200 a. C)


LA VESTIMENTA DE LOS EGIPCIOS CONSISTÍA EN POCAS PRENDAS QUE, POR VIRTUD DEL CLIMA CÁLIDO Y SIEMPRE IGUAL, ERAN DE LINO Y ALGODÓN.

LAS CLASES PUDIENTES USABAN UNA FINA MUSELINA TRANSLÚCIDA QUE SE TEJÍA CON EL LINO CULTIVADO EN LAS RICAS LLANURAS FANGOSAS DEL RÍO NILO
















LOS ROMANOS (siglo I a.C.) Añadir imagen



Desde el siglo I a. de J.C., la vestimenta principal de los romanos fue la toga, tanto para las mujeres como para los hombres. Mas tarde; la prenda femenina se llamó palla. La toga era semejante al himation griego, pero más amplia, y media unos 2,5 metros de ancho por 5,2 de largo. Se disponía sobre el cuerpo formando pliegues; un extremo se colocaba sobre el pecho y, atravesando por encima del hombro izquierdo, rodeaba la espalda, volvía hacia adelante pasando por debajo del brazo derecho, de allí tornaba otra vez sobre el hombro izquierdo y se ataba a la espalda.

















IMPERIO BIZANTINO
( Siglo VI)


La indumentaria real tenía influencias grecolatinas y magnificencia oriental. Tanto los hombres como las mujeres vestían túnicas de seda, damasco, brocado y otras telas suntuosas, ceñidas con anchos cinturones de cuero, muy trabajados. Sobre la túnica usaban una capa de forma semicircular, y sobre el costado izquierdo se colocaban una insignia o clavus. Las mujeres lucían vistosas joyas con piedras preciosas.











MEZCLA DE CULTURAS
( Siglo XIV. Hacia 1.300)


Aunque la Reconquista está entrando en su fase final, en esta época todavía conviven en Esaña, en muchos casos en buena armonía, cristianos, judíos y musulmanes. Distintas culturas que influían unas a otras en hechos tan cotidianos como el vestir. Así los tejidos de Oriente eran muy apreciados por todos. También se hizo muy habitual el utilizar superposiciones de túnicas, ricamente ornamentadas, sobre vestidos y camisolas. Toda esta mezcla de influencias dio lugar a una moda que hoy podríamos clasificar de exuberante.








GÓTICO MEDIEVAL
( Siglo XIV y XV Entre 1360 y 420)


Papel predominante de la Iglesia. Su influencia es enorme tanto en la vida política como social y económica. Así la iglesia se convierte en el referente principal, hasta en las ropas.

Como se ve en este modelo se imita con todo lujo de detalles, los mantos y casacas eclesiásticos. Mantos que todavía hoy se pueden ver en algunos pasos de Semana Santa.












MEDIEVO
( Siglo XV Hacia 1420)


Una época sobria y refinada
Marcada por largas colas en vestidos, generalmente de terciopelo, drapeados por delante para mostrar la segunda falda que solía ser de seda adamascada. Vestidos acompañados de pieles y tocados espectaculares.
Aparecen por primera vez los largos y puntiagudos zapatos.














RENACIMIENTO ITALIANO
( Siglo XV. Hacia 14820)


Fantasía, color, refinamiento y, por supuesto, el lujo y variedad de los tejidos y joyas, es lo que define esta época.
Este estilo se caracteriza por el talle alto y vestidos y capas de cola que proporciona una gran majestuosidad.



















JUANA LA LOCA
( Fin del siglo XV)




Personaje histórico fundamental más allá de la leyenda de amor y locura con la que ha pasado a la posteridad, la Reina Juana es un símbolo de un cambio de era que se manifiesta, tanto en los acontecimientos trascendentales que se suceden en España, Europa y el nuevo mundo, como en los detalles más cotidianos, del que la moda es un buen ejemplo. En este vestido vemos la mezcla de influencias de la época: la "flamenca", tan presente en la época de su madre, la Reina Isabel, y el renacimiento italiano, que queda patente en la riqueza de los tejidos






RENACIMIENTO ALEMÁAñadir imagenN
( Siglo XV. Hacia 1520 )


El Renacimiento alemán tiene unas características propias que se manifiestan también como no podía ser menos, en el ámbito de la moda. Cuerpos ceñidos, con escotes generosos, que realzan el busto y la cintura. Las faldas son fruncidas pesadas como cortinas, decoradas con bandas horizontales muy elaboradas. Todo ello realizado en ricos tejidos, indispensables en la época. La gama de colores es brillante - rojo, amarillo, oro- y se complementan con tocados de plumas, cadenas de oro y joyas que dan al conjunto una gran riqueza



















ERA TUDOR
( Siglo XVI. Hacia 1 530)




Desde el siglo XVI, en la Europa Occidental se va fraguando la evolución del traje medieval hacia el moderno.
Durante el reinado de los Tudor subsisten las formas de la Edad Media, sencillas pero claramente influidas por ciertos clasicismos extranjeros. Los tocados, las cinturas bajas, escotes cuadrados mangas y sobremangas ampulosas, son sus señas de identidad.













SIGLO XVI
(Hacia 1 545)





Este modelo representa por sí solo toda la belleza y suntuosidad del Renacimiento Italiano en su etapa final(el Barroco está próximo).



Hay un armonía perfecta entre la espectacularidad del tejido y los pequeños detalles: redecillas de oro y perlas, cordoncillos, etc. Todo ello realzado por la línea del vestido













SIGLO DE ORO ESPAÑOL
(1 545 - 1 650)


Se caracteriza por la rigidez de sus líneas. Un estilo muy sobrio, pues el busto se comprime fuertemente, desapareciendo casi por completo.
La falda cónica como un embudo invertido y la "gorguera", cuello rizado y rígido, conforman una estampa de gran belleza casi irreal.
Esta tendencia se impuso en todas las cortes de Europa.














MODA ALEMANA
(Siglo XVI. Hacia - 1 550)


La moda alemana de finales del Renacimiento y comienzos del Barroco. Inspirada en el "Estilo Español" que aún mantenía cierta influencia.
Sobriedad de líneas y porte distinguido pero, con una diferencia fundamental, el color. Colores típicamente alemanes, rojo y amarillo tamizado con oro, lo que produce un aspecto cálido y espectacular. Una prueba a destacar es el delantal, de organdí muy trabajado, que se llevaba sobre el vestido, aunque este fuese de gala.












PAÍSES BAJOS
(Siglo XVII. 1 610 - 1 620 )

Durante esta época, los Países Bajos gozaron de un periodo de esplendor económico. Con una burguesía adinerada que disfrutaba de la moda. Supieron adaptar las influencias extranjeras a su gusto y estilo.
Un gusto exquisito, suntuosos tejidos: seda, raso, satén..
Corpiños brochados de oro y, sobre todo los encajes.
Delicados encajes que han mantenido su fama hasta nuestros días.













BARROCO ESPAÑOL
(Siglo XVII. Hacía 1 600 )



En la Corte Española, sobriedad en los colores, destacando sobre todo el negro. Sin embargo presenta una gran suntuosidad en los tejidos y adornos de oro y plata, así como en la importancia del volumen, debido al llamado "guardainfante".
El peinado iba a juego con la línea del vestido, hacia los lados y enriquecido con joyas, plumas y cintas.










SIGLO XVII
(Hacía 1 660)

Moda francesa que evolucionó entre los reinados de Luis XIII y Luis XIV.
La moda se va transformando hacia una línea más natural y favorecedora. Los vestidos son escotados y adornados con grandes cuellos de organdí y encaje, las faldas son muy fruncidas y amplias, los tejidos suntuosos, los colores exquisitos. Los lazos aquí y allá (son el ultimo grito), y los peinados merecen capitulo a parte por su originalidad y armonía con la disposición de rizos y tirabuzones cayendo en cascada de las sienes, dejando la nuca y el cuello al descubierto (algo muy atrevido para la época).









BARROCO FRANCES
(Siglo XVII. Hacía 1 690)



El empuje de la época de Luis XIV siguió durante algún tiempo, a pesar de las crisis financieras y políticas, y propicio ciertos cambios en la moda y elegancia francesas.
Las innovaciones más notables fueron los volantes y miriñaques que aparecieron sucesivamente junto al corpiño emballenado, volantes plisados, cintas y faldas igualmente plisadas con denominación popular de " vestido arremangado o flotante".
Lo cual daba una fastuosidad y opulencia teatral totalmente barroca








ROCOCÓ
(Siglo XVIII. Hacía 1 750)

Periodo de máxima ostentación, dentro de un gran refinamiento que impusieron desde Madame Pompadour a María Antonieta.
En esta modelo se aprecia, con todo lujo de detalles, la riqueza de tejidos y su ornamentación. Todo tiene cabida. Joyas, plumas, encajes, cintas.
Cuantos más adornos mejor












FINALES DEL SIGLO XVIII
(Hacía 1 790)




Moda llamada "a la inglesa". Se caracteriza por la influencia de prendas bien cortadas, como abrigos chaquetas chalecos estilo sastre combinados con vestidos muy elaborados y ampulosos.
Destacan además, los sombreros, inmensos y llenos de adornos.









IMPERIO
(1 804)

Reaparece el traje de corte francés, totalmente renovado. Introducido por Josefina para las ceremonias.
Vestido recto de amplio escote y talle alto, origen del actual término "talle imperio". Solía acompañarse de una larga capa de terciopelo.











GOYESCA
(1 800 - 1 810)

Versión española del estilo Imperio francés.
Colores pastel tamizados por tules y gasas negros. Incorporación de volantes, pasamanería, madroños y bordados, sobre raso y encajes. Se impone la famosa mantilla en todas su variantes.
Un estilo que armoniza lo aristocrático con lo castizo.
Se puede afirmar que casi todos los modistos del siglo XX se han inspirado en esta línea.








RESTAURACIÓN
(1 815 - 1820)

Una época caracterizada por la sencillez de las líneas en los vestidos - mantienen el corte de talle alto (imperio)- enriquecida por una gran abundancia de adornos como cintas, encajes, entredoses, abullonados, etc.
Al igual que los detalles, los complementos adquieren también un gran protagonismo, destacando los sombreros, las sombrillas, los chales... y por primera vez el zapato plano tipo zapat
illa - ballet.







PRE - ROMÁNTICA
ÉPOCA BIEDERMEIER
(Influencia Vienesa - 1 830)

Se experimenta un cambio de silueta radical. Se pasa del talle alto a marcar la cintura con insufribles corsés de ballenas, para conseguir una "cintura de avispa".
Las mangas eran inmensas y a juego con el vuelo de las faldas.
También los peinados sorprenden por sus innovaciones. En suma, un estilo ideal para lucir talle y gracia en los saraos de la época.










ÉPOCA - ROMÁNTICA
(1 850)

Fue la época de las crinolinas y los valses. Por primera vez un modisto impuso sus normas. Worth crea los orígenes de la costura moderna. Las mujeres comienzan a acostumbrarse a ver los modelos puestos en otras mujeres.
Principio de los actuales desfiles de moda.













EL POLISÓN
(1 870 - 1 890 )
Las mujeres tuvieron que aprender a caminar de nuevo, con este incomodo apéndice, impuesto por la moda.
Durante dos décadas, el polisón cambio por completo la silueta femenina.
Se pasó de la amplitud de las "crinolinas", a recoger todo el vuelo del vestido hacia a tras, en línea ascendente, pasando por la cadera hasta la espalda, para caer después en una cascada de volantes drapeados, cargados de pasamanería, borlas, lazos... Llego a tal extremo que también se llamo "estilo tapicero".








FIN DE SIGLO
(1 890)

El factor inequívoco del glamour que se vivía en esa época puso punto y final a un estilo espectacular, en todos los sentidos.
Se vivían los últimos años de arrastrar largas colas, de siluetas encorsetadas, de los inmensos sombreros.... Final de un modo de vida y una manera de vestir.










ART DECÓ
(1 910 - 1930)

Nacido como estilo de artes decorativas y caracterizado por las formas geométricas y estilizadas, el art decó se incorpora rápidamente al mundo de la moda por la influencia de diseñadores teatrales como Baskt y Benois, de los Ballets Rusos de Diaghilev, y de dibujantes como el célebre Érte. Poiret es el modisto definitivo de esta tendencia. Él libera a la mujer de corsés y enaguas y crea una moda plena de colorido, con toques orientalistas y adornos exagerados de plumas, pieles y joyas, convirtiéndose así en uno de los grandes catalizadores de la moda del siglo XX.







FORTUNY
(1 910)

Hijo del pintor del mismo nombre, Mariano Fortuny, nacido en Granada en 1871, pero instalado en Venecia desde su juventud, irradio a toda Europa una estética refinada, rupturista y vanguardista, de la que es emblema el modelo Delfos, que marca decisivamente la evolución de la moda femenina, al liberarla de corsés y demás atributos opresores.
Se cuenta que este vestido de seda plisada y sin costuras nació de la fascinación que su esposa Henriette sentía ante ña contemplación del famoso Auriga de Delfos.









ZARINAS DE HOLLYWOOD
(HOMENAJE A LAS "VAMPS" DEL CINE MUDO. 1914)


Entre la primera Guerra Mundial y el nacimiento de cine sonoro, se produce la aparición de las grandes divas de Hollywood. Vilma Banky, Pola Negri, Theda Bara... Ellas serán la mejor representación de la estética "mujer fatal" que desarrollará, a su vez, una moda influida por todas las corrientes artísticas de la época, de art-decó a los ballets rusos que en ese momento alcanzan, con Diaghiliev, su máximo esplendor.









AÑOS 20

Después de la primera gran guerra se adoptó una nueva forma de vivir. El traje femenino adopto este cambio. La mujer más libre, preparada para el trabajo, que practica el deporte y el baile, necesita una moda práctica . Descuida la cintura y el pecho, acorta la falda, suprime el corsé, y se hace cortar el cabello.
Sus formas son neta y voluntariamente jóvenes, algo masculinas. Aún así, la delicadeza de las gasas, tules, plumas, bordados... hacen de este estilo una moda muy favorecedora y, lo que es más importante, las mujeres enseñan las piernas por primera vez.










AÑOS 30


Década importante para el mundo de la moda.
Calidad, buen gusto y feminidad marcan las tendencias de la moda durante estos años.
Como modelo a destacar, los vestidos trabajados al bies.













AÑOS 40

Después de la liberación y en plena posguerra se experimentó una reanimación muy rápida del sentido de la elegancia.
Las revistas, las casas creadoras y los talleres buscaban satisfacer a una clientela renovada.
Se buscaba lo práctico y elegante para el día y la tradición y lujo por la tarde.
Muy influenciado por Hollywood.

1 comentario:

  1. Un recorrido Bellísimo y espectacular! Gran aporte, Gracias!ª

    ResponderEliminar